Durante la elaboración de un proyecto en bruto con una cantidad inicialmente reducida de datos técnicos, MTG emplea la herramienta de evaluación paramétrica de costes SCEM (Ship Cost Estimation Method), con el fin de evaluar los costes de adquisición en el momento de la planificación. En esta fase, los gastos de funcionamiento generalmente se evalúan para los apartados Personal, Mantenimiento de material y Gastos de explotación. A petición del cliente también se pueden explorar otros apartados como por ejemplo los costes derivados de la gestión de la configuración y de la obsolescencia.

Con el incremento de detalles técnicos cabe hacer dictámenes más exactos con respecto a costes como por ejemplo el coste del ciclo de vida. De esta forma, en la evaluación se puede hacer uso de aproximaciones sobre la base de cálculos, gracias a las cuales se pueden obtener costes detallados a nivel de componentes respecto a costes de adquisición y costes de explotación.